domingo, 19 de mayo de 2013

Reseña - Vaticano 2035 de Monseñor Pietro de Paoli


Titulo: Vaticano 2035

Autor: Monseñor Pietro de Paoli

Editorial: Grijalbo

Número de páginas: 617



Debo comenzar diciendo que para escribir este libro su autor utilizó el nombre de Pietro de Paoli para no revelar su verdadera identidad, pues según él, pertenece a la iglesia católica. Teniendo esto claro, les contaré que la frase que se encuentra en la portada del libro fue la que llamó mi atención para que lo leyera  "Me invade la ira cuando veo a mi Iglesia", sinceramente pensé que el libro iba a tratar sobre los conflictos que últimamente han girado en torno a la iglesia, específicamente la pederastia, pero no, me encontré la biografía de un futuro papa: Tomas I. Este es un libro que comienza en el año 1989 aproximadamente, cuando el protagonista: Giuseppe Lombardi era un niño, y finaliza en el año 2036 en el que muere.

Al principio el libro me resultó un poco complicado de entender, difícil reconocer sus personajes y familiarizarme con ellos, por otro lado tuve momentos en el libro en los que quise cerrarlo y no abrirlo jamás, se torna lento, aburrido para mi, especialmente cuando habla sobre las guerras entre religiones, pero definitivamente estos temas son importantes para entender la historia, para entender el desarrollo que lleva nuestro personaje.

Por otro lado, hay capítulos en los que la historia es tan interesante, te lleva tan rápido y te descubre tantas cosas que no esperabas de ciertos personajes que no quisieras soltar el libro. Este sube y baja de emociones (el descubrimiento de ciertos actores y situaciones y los aburridos relatos sobre la guerra), fue el que me mantuvo pegada al libro hasta el final. 

También debo decir que encuentro frases, párrafos maravillosos sobre la iglesia y sobre la vida de algunos actores secundarios que me identifican totalmente. Acá dejo algunos sin el ánimo de espoilear:

"-No te hablo de descansar. Te hablo de despojamiento. El hombre que permanece abierto a lo improbable, a lo inesperado; el hombre que aguarda sin esperar nada, sin siquiera plantearse la cuestión: esta es la arcilla que puede modelar el Espíritu" 

"Las mujeres no son seres incompletos, monseñor, no son seres que tengáis que proteger de su propia debilidad para permitirles ser buenas esposas, buenas madres y laicas piadosas..."

"¡No sabes lo que es, Giuseppe, ser la que no se casa!... Al principio, la gente próxima y los desconocidos te compadecen... Luego empiezan a aconsejarte, a presentarte a pobres chicos que están en el mismo caso que tu..." 

"Cartas de mujeres, Giuseppe, de mujeres, con mensajes que empezaban <<la compadezco mucho, es una alegría tan grande traer hijos al mundo, dar la vida...>>. Y siempre las mismas estupideces."

"-No tenemos elección, Giuseppe. -Siempre tenemos elección, fratello"

"Yo creo que un hombre no es algo milagroso. Es lo que es su pasado, lo que las circunstancias, sus fracasos y sus enemigos han hecho de él; lo que sus allegados, sus hermanos, sus compañeros han permitido que llegara a ser"

"Ninguna certeza, ninguna verdad merece que matemos a un solo hombre, aunque sea nuestro enemigo." 

Y tal vez mi favorita: 

"Yo, los rezos, los hago con las manos. No puedo decir el padrenuestro teniéndolas cruzadas. ¿De qué le sirve a Dios que se las enseñe, que las tienda hacia el cielo? No me las dio para eso. Prefiere que curen. Así que rezo trabajando"

Mientras estaba en los primeros capítulos, desperté una mañana con la noticia de que el Papa Benedicto XVI había renunciado, esta noticia fue bastante fuerte por lo extraña, para mi; al otro día, mientras continuaba este libro que fue editado en el año 2006, leo que habla sobre la renuncia de Benedicto XVI, ¿y cómo sabía el libro que esto pasaría? Está bien, las fechas no coinciden, pero sí los hechos, y esto me ató más aún a la lectura.


Me llevó mucho tiempo leerlo, mucho más de lo que esperaba, pero valió la pena. Al cerrar el libro en su última página sentía que conocía a Jacob (el apodo del protagonista) desde siempre, no quería que muriera como me pasa con los seres queridos, sencillamente, al cerrar el libro yo estaba de luto.

Para finalizar solo me queda decirles que mientras lo leía y pensaba en esta reseña, creía que le iba a dar máximo 2 o 3 de 5 corazones, al finalizarlo decido que le daré 4 corazones de 5, si no hubiera sido por los momentos aburridos de las guerras religiosas, este sería un 5 de 5.






2 comentarios:

  1. Ah... Otro recuerdo bueno es que en una Navidad regalé varios ejemplares de esa novela, a quienes la leyeron les pareció buenísima, se fueron recordando de Mí apenas iban transcurriendo las noticias. Es dignamente comparable con "Las Sandalias del Pescador" de Morris West.

    ResponderEliminar
  2. Eh... Al parecer publicaron el segundo comentario, pero todavía no aprueban la publicación del primero.

    ResponderEliminar

 

Blogger news